Internacional

No hubo fraude electoral en Bolivia: MIT

Escrito por Armando Lopez

Washington, EUA. – (Agencias) A pesar de que la autonombrada presidenta —y candidata a la presidencia— Jeanine Áñez, insistió en el fraude y nombró nada menos que a Tuto Quiroga para que se encargara de explicarlo, parece que, a Almagro, a Mesa, a los golpistas y a todos aquellos que lo aseguraron les salió el tiro por la culata y van a quedar muy mal parados. Desgraciadamente ha costado cientos de muertos.

Jeanine Áñez autonombrada presidenta

Muchas voces negaron que hubiera habido timo en los comicios, pero si eso lo dicen desde Estados Unidos, desde medios de prensa prestigiosos, citando a personas con experiencia en este tipo de estudios y alejadas de la situación boliviana, es como para creer que lo del engaño no se sostiene. Un invento de los golpistas, sobre todo, que le costó el triunfo a Morales y terminó con el dominio del MAS.

John Curiel

Así, este 28 de febrero salió a la luz un estudio realizado por los especialistas en integridad electoral Jack Williams y John Curiel del MIT Election Data and Science Lab ha concluido que “no hay ninguna evidencia estadística de fraude” en las elecciones presidenciales del pasado octubre en Bolivia, que daban por ganador al expresidente Evo Morales.

Jack Williams

Los académicos califican las conclusiones del informe publicado por la Organización de Estados Americanos (OEA) el pasado noviembre como “profundamente defectuosas”, según han escrito en un artículo publicado este jueves en The Washington Post y recuerdan que el país latinoamericano se prepara para unas nuevas elecciones el 3 de mayo “luego del golpe de Estado respaldado por el Ejército” el 10 de noviembre.

Investigadores de la OEA en Bolivia

El estudio asegura que el expresidente Evo Morales ganó con «alta probabilidad» y sin fraude en los comicios presidenciales de octubre pasado, según un análisis estadístico realizado por dos estudiosos estadounidenses.

Los investigadores, pertenecientes al Laboratorio de Ciencias y Datos Electorales del MIT, han estudiado la tendencia del escrutinio antes y después de que se interrumpiera el conteo rápido al 84%, punto en el que los opositores a Morales denunciaron el inicio del supuesto fraude, que después ratificó la OEA. Cuando se reanudó el conteo, el margen de Morales superaba por más de 10 puntos al segundo candidato más votado, el expresidente Carlos Mesa.

El documento del organismo regional, que daba cuenta de actas quemadas, redirección de votos a servidores ocultos y nombres duplicados, acusaba que cuando se retomó el conteo tras una suspensión del Sistema de Transmisión de Resultados Preliminares (TREP), los mostraban una tendencia «altamente improbable» a favor del candidato del Movimiento al Socialismo (MAS).

Sin embargo, la investigación de los especialistas del MIT ha revelado que no parece haber una diferencia “estadísticamente significativa” en el margen entre los resultados de antes y de después del alto en la transmisión.

“En cambio, es muy probable que Morales haya superado el margen de 10 puntos porcentuales en la primera vuelta”, afirman en el Post. Según la Constitución boliviana, un candidato gana las presidenciales cuando obtiene una mayoría absoluta o el 40% de los votos, con al menos una ventaja de 10 puntos porcentuales sobre el segundo candidato. Si no es el caso, se realiza una segunda vuelta.

El conteo preliminar de los votos se detuvo con cerca del 84% de los votos contados, cuando Morales tenía una ventaja de 7,87 puntos porcentuales, según detalla el estudio. Cuando se reanudó el conteo, el margen de Morales superaba por más de 10 puntos al segundo candidato más votado, el expresidente Carlos Mesa.

Acerca del autor

Armando Lopez

Deja un comentario