Local

Ofrecen recorridos a docentes y promotores ambientales

Escrito por Ernesto Amezcua

Con el fin de dar a conocer los servicios y las instalaciones del Centro de Educación Ambiental y Vigilancia Climática de la Universidad Autónoma de Coahuila, docentes y promotores ambientales de diversos planteles de la Unidad Saltillo realizaron un recorrido didáctico.

El centro ubicado dentro de Ciudad Universitaria Campus Arteaga está dedicado a la divulgación de la ciencia y la tecnología, y el aprendizaje relacionado al cambio climático global, biodiversidad y sustentabilidad.

Es el resultado de la suma de esfuerzos y colaboración de Profauna, Coecyt, el Museo del Desierto y la máxima casa de estudios.

Los docentes y promotores ambientales conocieron las áreas del centro así como las diversas fuentes para la consulta de información sobre temas como montañas, ciclo del agua, desierto, cambio climático, incendios, entre otros, con el asesoramiento de Profauna Coahuila.

Los asistentes conocieron más sobre las plantas típicas del desierto y que son endémicas de Coahuila, además de la relación que existe entre las plantas y las formas geométricas, así como las funciones de cada una.

El Centro de Educación Ambiental cuenta con una sala de proyecciones con una esfera que simula la Tierra, así como con kioscos digitales conectados a la red del National Oceanic and Atmospheric Administration del U.S. Department of Commerce, teniendo acceso a información en tiempo real.

A través de la esfera y los kioscos se pueden conocer temas como la calidad del aire, carbono en el aire, cambio climático y dióxido de carbono, formación y avance de huracanes, incendios y vegetación, migración de aves, temperatura del mar, tsunamis y boyas, tráfico aéreo, entre otros.

En el Pabellón Mude los asistentes conocieron sobre las especies de flora y fauna del estado, así como las extinciones naturales, la huella del carbono y el equilibrio de la biodiversidad, además, cuenta con la exhibición de algunos ejemplares de flora y fauna disecados, así como fósiles.

A través de actividades didácticas y lúdicas, los docentes conocieron más sobre el clima y el tiempo meteorológico, lo que les permitirá compartir la experiencia con sus alumnos e incluir la educación ambiental en sus actividades académicas, incluso visitar el centro para abordar temas específicos.

Acerca del autor

Ernesto Amezcua

Deja un comentario