Editorial

Ojo de Agua 07-07-19

Escrito por Redacción

INSURRECCIÓN

En la presente semana, miles de policías federales de caminos se manifestaron en contra de sumarse a la joya en materia de seguridad que promovió el presidente de Mexuco, Andrés Manuel López Obrador: la Guardia Nacional

 

Tomaron las carreteras que habitualmente resguardan y bloquearon accesos, sobre todo hacia el centro del País.

 

Muchos elementos de Policía Federal no están de acuerdo con ser asignados o incorporados a la incipiente GN, pues no se les consultó sobre el cambio de corporación, les han pedido su renuncia y por ende perderían prestaciones por antigüedad, sumando que trabajarían bajo un contrato por tiempo determinado, quedando a la deriva dado que podrían ser dados de baja sin recibir  pago por indemnización.

 

No obstante, en Coahuila no se han registrado manifestaciones de sus elementos en ese sentido, no ha habido paros, no ha habido tomas de carreteras, ni voces que se sumen al movimiento. Es de llamar la atención.

 

AMLO señaló que hay “mano negra” detrás de las expresiones de inconformidad y que quienes las encabezan ni siquiera forman parta de la policía Federal; se ha encargado de denostar a esta corporación la cual, dijo, fue invadida por la corrupción. ¿Qué pensará al respecto José Luis Pliego, secretario de Seguridad en Coahuila, quien egresó de la Policía Federal?

 

No todo está podrido en esa organización; ya veremos si la insurrección también impacta a Coahuila.

 

POR COAHUILA, NO

Tajante, el secretario de Gobierno de Coahuila, José María Fraustro Siller, aseguró que Coahuila no aceptará ninguna caravana de migrantes, y además se presentaría un problema si se toma la determinación de retornarlos por la frontera de Acuña y Piedras Negras.

 

No, simplemente dejó en claro que no se puede atender a esos retornados, en el marco de un encuentrollamado “Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz en el que estuvieron presentes autoridades federales de Migración; el alcalde de Piedras Negras, Claudio Bres Garza; y el subsecretario federal del Empleo de la secretaría del Trabajo y Previsión Social, Horacio Duarte, a la postre, encargado de la Coordinación Humanitaria de los Retornados de Estados Unidos a México.

 

No hay acuerdo con Estados Unidos para que algún municipio de Coahuila sea punto de retorno de migrantes que estén en condición de asilo. Regresarán por Tijuana, Mexicali y Ciudad Juárez, y acaso San Luis Río Colorado, Laredo y Matamoros. Por Coahuila, no.

 

DERECHOS HUMANOS, PARA TODOS

La asociación San Aelredo, que dirige Noé Ruiz Malacara, buscará tener un encuentro con el nuevo presidente de la Comisión de Derechos Humanos en el Estado de Coahuila, Hugo Morales Valdés.

 

A decir de Ruiz Malacara, Mientras Xavier Diez de Urdanivia estuvo al frente de la Comisión, los derechos de la comunidad lésbico-gay-bisexual-transexual fueron pasados por alto.

 

Incluso hace días, todavía en el cargo, apenas emitió un par de recomendaciones al Ayuntamiento de Saltillo por atropellos policiales cometidos en contra de la comunidad gay, cuando el alcalde era Isidro López Villarreal. Muy lento, muy burocrático el asunto, demasiada tardía la recomendación.

 

 

 

Recordemos que a tan sólo un día de haber asumido el cargo de presidente de la CDHEC, Morales Valdés ordenó a la sexta visitaduría del organismo estatalatraer el caso de periodistas intimidados,presuntamente con un arma deportiva, por Noé Fernández Martínez, cabeza del mando único en San Juan de Sabinas.

 

Con ello, la asociación San Aelredo vio una ventana, un rayo de luz, para que este gremio también pueda ser atendido, considerado, y elaborar junto a Hugo Morales una agenda de trabajo en la que se garantice el pleno respetos a los derechos de la comunidad lésbico-gay en Coahuila, tan vapuleada en años recientes.

 

Si algo le queda claro a Hugo Morales, es que, en la Entidad, los derechos humanos son para todos.

 

DENCANSE EN PAZ

Este domingo 7 de julio falleció el sacerdote José Luis del Río y Santiago, famoso por realizar exorcismos –único en Coahuila autorizado por el Vaticano, estudios que cursó por cuenta propia, además de actualizaciones a través de cinco congresos internacionales– y quien por más de 30 años oficiara misa en la Parroquia del Ojo de Agua, donde fue muy querido y respetado.

 

Se ordenó sacerdote en Roma, Italia, el 17 de mayo de 1970, por el Papa Pablo VI, y en más de una ocasión alertó contra el esoterismo, los curanderos y las prácticas de adivinación porque estaban abriendo las puertas al satanismo.

 

En una ocasión, en la parroquia del Ojo de Agua una joven mujer presentó signos de posesión demoníaca, obligando a Del Río a practicar el exorcismo frente a los asistentes.

 

Fue rector de la iglesia San Pablo Apóstol y encargado de la Comisión de Nuevas parroquias en la Diócesis de Saltillo

 

También se desempeñó como catedrático en el Seminario de Historia de la Iglesia y Teoría Odegética.

               

La diócesis de Saltillo informó de su deceso en un comunicado. Descanse en paz.

Acerca del autor

Redacción

Deja un comentario