Editorial

Ojo de Agua 14-07-19

Escrito por Redacción

COAHUILA, BLINDADO

Esta semana se firmó un convenio de seguridad entre los gobiernos de Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas, en el que las líneas divisorias de etas entidades no serán obstáculo para vigilar que la delincuencia no cruce sus fronteras.

 

Apoyados en inteligencia y tecnología, las fuerzas policiales de estos Estados buscarán reforzar los operativos de seguridad, lo cual da tranquilidad, de entrada, a la ciudadanía, así como al sector empresarial, que con buenos ojos vio el acuerdo celebrado por Miguel Riquelme, Jaime Rodríguez y Francisco García Cabeza de Vaca.

 

Para los inversionistas es una buena noticia. Nadie querría apostar su dinero en una plaza en la que la delincuencia reine.

 

Aunque la sede de la signatura fue Tamaulipas, se reconoció que esta iniciativa fue del gobernador de Coahuila. En hora buena para estas entidades; los grupos delincuenciales se la pensarán dos veces si desean operar en esta región del País.

 

Este es el primer paso para que la colaboración entre Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas crezca, por ejemplo, en materia económica, de servicios y turística.

 

A PESAR DE LA 4T

La promoción y desarrollo de actividades cultural y deportivas siempre sumarán para bajar los índices de delincuencia de cualquier ciudad. Lamentablemente, siempre que hay recortes presupuestales, estos dos rubros son de los primeros en ser sacrificados.

 

Pese a ello, en Coahuila se realizaron dos de los festivales mas importantes en su tipo en el País, que tienen un carácter independiente pero que son apoyados y financiados por la secretaría de Cultura Estatal: el Internacional de Guitarra de México, y el Encuentro de Ópera Artescénica.

 

El primero ya concluyó, con buenos dividendos. Martin Madrigal, su director, confesó que particularmente esta edición, la número 24 en la historia del festival, resultó muy difícil de concretar por la falta de recursos económicos.

 

Quienes de plano estaban bajo la sombra de la incertidumbre fueron los organizadores de Artescénica. Todavía en mayo de 2019, Teresa Rodríguez, quien está al frente, no tenían claro si habría festival o no, ya con fechas “amarradas” para julio.

 

El gobierno de la Cuarta Transformación les “cepilló” varios miles de pesos, y a pesar de ello el encuentro logró concretarse, aunque con un presupuesto inferior al de años atrás.

 

Mientras que todas las entidades federativas siguen estirando el dinero y programando actividades con las uñas, sobre todo aquellas que son gobernadas por partidos distintos al que ostenta el poder Federal, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador se muestra insensible, y tiene otras prioridades más allá del impulso a las artes.

 

LAVADO

El caso Alonso Ancira Elizondo sigue dando de quéhablar. La DEA investiga por lavado de dinero al presidente de Altos Hornos de México, y en nuestro País enfrenta una orden de aprehensión por su presunta responsabilidad en el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita.

 

El empresario goza en España de libertad condicional bajo custodia del gobierno de aquella nación, y todavíatiene algunas batallas por librar. Por lo pronto se mantiene el bloqueo de sus cuentas bancarias.

Es de desear que ello no impacte negativamente en el operar de esta empresa acerera que genera arriba de 20 mil empleos directos en la región Centro del Estado.

 

 

PRUEBA DE FUEGO

El Partido Acción Nacional en Nuevo León realizó elecciones internas este 14 de julio, mediante urnas electrónicas provenientes de Coahuila.

 

El Instituto Electoral que dirige Gabriela de León en nuestro Estado, quiere demostrar que este recurso tecnológico es de mucha utilidad, y, por qué no, infalible.

 

De León quiere validarlo de cara a las próximas elecciones a celebrarse en Coahuila, y más porque los consejeros electorales de la Entidad recién entregaronal Congreso local una iniciativa de reforma al Código Electoral para que se contemple el uso de esta herramienta en las elecciones constitucionales.

 

Ya veremos si la propuesta pasa. Dependerá en buena medida de las cuentas que se entreguen en Nuevo León, lo que constituye una prueba de fuego.

 

DESENCUENTRO

Vaya desencuentro tuvo el Obispo de la Diócesis de Saltillo en la terminal 2 del aeropuerto de Monterrey, esta semana. Elementos del Ejército Mexicano lo abordaron para interrogarlo. La diócesis publicó en Twitter el incidente y no faltaron las muestras de indignación de algunos creyentes.

 

Después las autoridades lo llenaron de disculpas y de justificaciones. El secretario de Seguridad y Protección Ciudadana de la Federación, Alfonso Durazo, y el secretario de la Defensa Nacional, Luis Crescencio Sandoval, le argumentaron que se trató de un error, dado que la función de los militares es cuidar las instalaciones, y no acosar a los pasajeros.

 

Fiel a su estilo, el increpado fraile señaló que, pese a la 4T, en las Fuerzas Armadas y en las corporaciones policiales no ha habido cambio alguno en su malintencionada forma de operar, pues lejos de ser una figura de confianza, amedrentar a los ciudadanos.

 

Del susto -y el coraje- no pasó. No obstante, ¿Si la interrogación hubiera ocurrido hacia una persona no conocida, un simple mortal, la llenarían los altos mandos de la seguridad nacional de disculpas y justificaciones también?

Acerca del autor

Redacción

Deja un comentario