Internacional

Ola de tiroteos en EUA sigue en una iglesia y un funeral

“¡La violencia tiene que parar!” Mason dijo en un comunicado publicado por el Departamento de Policía de Racine. “La venganza no es la respuesta”

Ames, Iowa. – (Agencias) Aún el pueblo estadounidense no terminaba de asimilar las masacres ocurridas a través del país, desde Nueva York hasta Texas y Oklahoma, cuando la sombría ola de tiroteos masivos continuó en el Medio Oeste, en hechos separados, en un estacionamiento de una iglesia y un funeral que dejo a estadounidenses muertos y heridos.

De acuerdo con el reporte de la policía, un hombre disparó y mató a dos mujeres en el estacionamiento de la iglesia Cornerstone, en Ames, Iowa. La policía recibió varias llamadas del 911 poco antes de las 7 p.m. del jueves, que Jonathan Lee Whitlatch, de 33 años, había disparado contra Eden Mariah Montang, de 22 años, y Vivian Renee Flores, de 21, miembros de la congregación, mientras se desarrollaba un evento dentro de la iglesia, según la oficina del Sheriff del condado de Story. Cuando llegó la policía, Lee ya se había disparado muriendo en el lugar, dijo Nicholas Lennie, capitán de la oficina el alguacil del condado de Story.

Una de las mujeres asesinadas era la novia de Whitlatch, y tanto Montang como Flores eran estudiantes de la Universidad Estatal de Iowa, infromó el viernes la oficina del alguacil. El alguacil del condado de Story, Paul Fitzgerald, dijo a los periodistas que el tiroteo se debió a una “situación doméstica” entre una de las mujeres y el atacante, que vivía en Boone, Iowa.

“Este es un evento muy trágico para nuestra comunidad, pero creo que también en todo el país, ya que experimentamos incidentes violentos en todo el país, y solo parece aumentar”, dijo Lennie en una conferencia de prensa.

Para la gobernadora de Iowa, la republicana Kim Reynolds, el ataque fue “violencia sin sentido [que] cobró la vida de dos víctimas inocentes en su lugar de culto”. Mark Vance, representante del ministerio juvenil de la Compañía de Salt de la iglesia Cornerstone, dijo en un comunicado que la comunidad estaba “profundamente afligida” por la tragedia.

Kim Reynolds

“Nuestros corazones se rompen por todos los involucrados y estamos orando por todos los afectados, especialmente por las familias de las víctimas”, dijo.

Otras dos mujeres fueron baleadas en el cementerio de Graceland, en Racine, Wisconsin, el jueves por la tarde durante el funeral de un hombre asesinado por la policía a penas el 20 de mayo. De acuerdo con los testigos, se escucharon entre 20 y 30 disparos antes de las 2:30 p.m. mientras los familiares y amigos de Da’Shontay L. King Sr., un hombre afroamericano de 37 años que fue recibió un disparo mortal por la policía mientras huía a pie de la policía que le había hecho el alto por un problema de tráfico, según el Racine Journal Times .

“Estábamos en la tumba tratando de prepararnos para enterrarlo, y las balas comenzaron a volar por todas partes”, dijo Natasha Mullen, hermana de King, al Milwaukee Journal Sentinel .

Racine, Wisconsin

Las autoridades no han publicado detalles adicionales, como el motivo o los nombres del presunto tirador o las víctimas, que sufrieron lesiones que no ponen en peligro la vida. Hasta la noche del viernes, no había ningún sospechoso bajo custodia. Una mujer de 35 años fue trasladada en avión a un hospital y se encuentra en condición estable después de la cirugía, mientras que la otra, una mujer de 19 años, fue tratada y dada de alta, suegún informó WISN, una filial de Milwaukee ABC . El tiroteo llevó al alcalde de Racine, el demócrata Cory Mason, a pedir a la policía que imponga un toque de queda a partir de las 11 p. m. para todas las personas menores de 18 años durante el fin de semana.

“¡La violencia tiene que parar!” Mason dijo en un comunicado publicado por el Departamento de Policía de Racine. “La venganza no es la respuesta”.