Internacional

Pablo Iglesias, el vetado que llegó a ser vicepresidente

Escrito por Armando Lopez

Madrid, España. – (Agencias) Atrás quedaron los días de negociaciones rotas y acusaciones cruzadas entre el PSOE y Unidas Podemos (UP), llegando inclusive a ser vetado por el propio Pedro Sánchez. No es facil lograr que un pésimo resultado electoral se convierta en la llegada al poder, pero Pablo Iglesias, 41 años, originario de Madrid, ha logrado hacerlo.

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. (Photo by PIERRE-PHILIPPE MARCOU / AFP)

El peor resultado de su partido se convirtió en su mayor logro político. Es el nuevo vicepresidente de Derechos Sociales y Agenda 2030, cargo al que llega de la mano con Pedro Sánchez. Después del 28-A, tras unas tensas negociaciones,

Pedro Sánchez vetó su presencia ante la propuesta de un Gobierno de coalición con Unidas Podemos alegando falta de confianza. Iglesias renunció tratando de posibilitar la negociación, pero el acuerdo no llegó. La relación entre ambos líderes se quebró llegando casi al insulto. El fracasó de la investidura de julio hizo publicó el desprecio mutuo.

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias (de izq. a der.)

Apenas dos días después de las elecciones del 10-N, donde ambos sacaron resultados peores que los que habían logrado siete meses atrás. Por eso todos quedaron sorprendidos cuando Sánchez e Iglesias sellaron, con un fuerte y hermanado abrazo, el preacuerdo de Gobierno. El socialista sabía que, de acuerdo con las matemáticas electorales, no tenía más alternativa que la coalición con Unidas Podemos para mantener la presidencia. El líder de UP había dejado en claro que no aceptaría un nuevo veto.

Pero Iglesias, que fundó Podemos en 2014 motivado por el 15-M, no solo vivió este último año el veto y los insultos del PSOE, vivió la etapa más dificil al frente del partido. Podemos se partió con la salida de Iñigo Errejón, salieron voces que exigían la renovación de la dirigencia, entrando a una crisis que los llevo a perder escaños en las últimas elecciones.

Esos días han quedado atrás, se ven lejanos con la llegada al Gobierno. Una jugada maestra por la que nadie, salvo él mismo, habría apostado. Con una gran habilidad como orador, Iglesias llega a la vicepresidencia más moderado que en sus inicios, pero dispuesto a aprovechar su lugar en el Gobierno que inicia. De la relación entre Sánchez y él depende en gran medida el éxito del Ejecutivo.

Acerca del autor

Armando Lopez

Deja un comentario