Editorial

PANGEA 31 de Enero del 2019.

Escrito por Redacción

Acorralado pero peligroso

Cada vez se observa más factible la salida del sátrapa venezolano Nicolás Maduro. El camino segura y desgraciadamente no será fácil, ni cómodo para el pueblo hermano de Venezuela, pero en ellos esta la clave para conseguir los primeros pasos hacia la democracia, en ellos y en las naciones cuyos gobiernos se muestren honorables, decentes y solidarios con quienes sufren opresión

De entrada se cierran llaves para que ingresen recursos que maneje la camarilla chavista; y a la par de ello, el gobierno Norteamericano, tan falto de mostrar liderazgo, endurece su posición.

Maduro está acorralado, pero cuidado, aún es muy peligroso. Su locura le puede llevar a afectar aún más a los lideres de la oposición y a reprimir a la ciudadanía.

El virus Maduro

Lo que pasa en Venezuela afecta más allá de las fronteras de dicha nación sudamericana.

Nicolás Maduro se volvió un personaje impresentable a nivel mundial. Saludar al dictador venezolano o mostrarle apoyo implica pérdida de simpatías entre los ciudadanos de otras latitudes.

En España el Partido Podemos, de izquierda y aliado a Maduro, ve como se pierden intenciones de votos en próximas elecciones

En México, veremos cuanto le afecta en el futuro a Morena.

El invierno está cerca

No nos referimos a la última temporada de Game of Thrones, sino al llamado Vortex Polar que está provocando en algunas ciudades norteamericanas temperaturas de – 40 grados centígrados, con sensación térmica de – 50 grados, y que de entrada ha obligado a varios estados a declararse en zona de emergencia y a diversos aeropuertos a cancelar vuelos (se dice que hasta el momento mas de 1,400).

Madres con poder

Tanto en Francia como en España circulan propuestas para darle más valor al voto de los padres que al sufragio de las personas que aún no tienen hijos. Con ello se busca incentivar la natalidad

Ahora bien, hay quien hace una precisión aun mayor y sugiere que el voto de las madres valga más, mucho más, y que con ello se obligue a los políticos a verlas con respeto y a atender de manera prioritaria las necesidades que ellas plantean.

No suena mal.  

Acerca del autor

Redacción

Deja un comentario