Editorial

Pangea 3-10-19

Escrito por Redacción

La sombra de Kashoggi persigue al príncipe heredero saudita Mohammed

Ayer miércoles se cumplió un año del terrible asesinato desmembramiento del opositor saudí Jamal Kashoggi. Todo parecía un cuento de hadas, el príncipe Mohammed binSalman era aclamado por todos los Estados Unidos como un agente de cambio en su país, que abriría su reino a reformas sociales y económicas. Todos en Estados Unidos le rendían pleitesía, los gigantes de Silicon Valley le dieron visitas guiadas de manera personal, hasta los grandes productores de Hollywood consideraron proyectos saudíes, y Trump lo elogió como un aliado indispensable en contra de Irán.

Pero llegó el asesinato perpetrado por agentes saudíes en el consulado de Arabia Saudita en Estambul al mando del príncipe heredero, y todo se le complicó. Se le acabó el encanto de su risa ofensiva, algunas empresas comenzaron a rechazar al príncipe, a pesar de que este ha negado cualquier involucramiento en el crimen.

El príncipe heredero ha intensificado sus esfuerzos para rehabilitar su reputación. En una entrevista con “60 Minutes” transmitida esta semana, dijo que aceptaba la responsabilidad del asesinato porque fue realizado por agentes sauditas y bajo su supervisión. Prometió no repetir sus pasos en falso. “Incluso los profetas cometieron errores”, dijo en la entrevista. “Lo importante”, agregó, “es que aprendamos de estos errores y no los repitamos”.

Sin embargo, nadie ha creído esa versión.

El príncipe, que alguna vez fue un invitado frecuente en Occidente, no ha puesto un pie en los Estados Unidos o Europa desde el asesinato. Además, en julio, un bufete de abogados estadounidense, Fein & Del Valle, solicitó a la Corte Penal Internacional en La Haya que abriera una investigación sobre el príncipe en relación con el asesinato del Sr. Khashoggi y “otros crímenes contra la humanidad”.

Pero tambien se ha embarcado en una guerra en Yemen, con bombardeos indiscriminados que han producido un desastre humanitario, miles de civiles han muerto y el impacto en los niños es gravísimo. Y a pesar de su apertura en reformas sociales, varios activistas prominentes siguen en las cárceles.

Y un año después, el asesinato del Sr. Khashoggi no ha sido olvidado.

Trump otra vez con sus estupideces.

De nuevo Donald Trump y sus abruptas declaraciones han producido el reclamo de la sociedad internacional. Ahora,otro escándalo se suman ya a la larga lista de insultos, acusaciones y bravuconadas. De acuerdo con el New York Time, en un reunión en la oficina oval, el presidente Trump sugirió dispararles a los migrantes en las piernas para que no pasaran a los Estados Unidos.

El articulo se basó en declaraciones de funcionarios de la Casa Blanca que estuvieron presentes en esta reunión, y de una adaptación en el libro “Border Wars: Inside Trump’sAssault on Immigration” (Guerras Fronterizas: Al interior del Ataque de Trump contra la Migración). La reunión, en la Oficina Oval, buscaba revisar el tema del creciente flujo de migrantes que llegaban a la frontera sur de Estados Unidos. Trump propuso cerrar por completo la frontera para el siguiente mediodía.

Cuando su equipo le advirtió de las consecuencias de un cierre de fronteras total, Trump sugirió disparar a los migrantes en las piernas para obligarlos a desacelerar el paso y capturarlos. Antes ya lo había dicho, en noviembre de 2018, en público, propuso dispararles a los migrantes que lanzaran piedras a los oficiales, algo que le indicaron sus asesores era ilegal. Su equipo le dijo que también dispararles en las piernas era ilegal.

En esta reunión estuvo Mike Pompeo, la anterior jefa de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Kirstjen Nielsen, y, no podía faltar su yerno, Jared Kusher.

Pero para colmo, los entrevistados por el Time dijeron que en otra ocasión Trump le llegó la “estupenda” idea de reforzar el muro fronterizo con una fosa de agua llena de víboras o de cocodrilos. También sugirió una valla electrificada, con púas en la parte superior que desgarraran la piel. Todas sus ideas, afortunadamente, fueron rechazadas y le explicaron por qué no eran viables

El problema es que seguirá proponiendo medidas en contra de los migrantes, que para él son el enemigo numero 1 de los Estados Unidos, a pesar de que sus padres y su esposa son migrantes. En su locura americana, Trump ha puesto inclusive medidas draconianas al separar a los hijos de sus familias, lo que ya ha producido la muerte de dos niños guatemaltecos en los centros de detención.

Pero como esta en plena campaña de reelección, todo es culpa de los demócratas, quien le estan preparando el juicio político. Desgraciadamente este personaje salido de los cuentos de terror, sigue gobernando a un país cada vez más polarizado y xenofóbico.

Acerca del autor

Redacción

Deja un comentario