Internacional

Preso político asesinado en la cárcel La Modelo de Nicaragua

Escrito por Armando Lopez

Managua, Nicaragua.- (Agencias) En la mayor cárcel de Nicaragua, Sistema Penitenciario Nacional, conocido como La Modelo, ubicada a 23 kilómetros al noroeste de Managua, se encuentran poco más de 800 presos de conciencia, presos políticos, por su oposición al gobierno del ex guerrillero Daniel Ortega. Eddy era un preso político encarcelado y se encontraba en la lista de los que Ortega iba a liberar.

Sin embargo este jueves, el nicaragüense-estadounidense Eddy Antonio Montes Praslín, de 57 años, conocido en la prisión como “el pastor”, porque celebraba cultos por la noche, fue asesinado de un disparo durante un “motín protagonizado”, de acuerdo a versiones oficiales, por un grupo de reclusos, considerados presos políticos por la oposición nicaragüense.

Según las versiones oficiales, Montes Praslín recibió un disparo mientras forcejeaba con un custodio, durante un “motín” en la cárcel. Pero estas versiones se contradicen con las versiones de los presos que señalan que el convicto huía de los disparos de los guardias cuando recibió un proyectil por la espalda.  

Eddy fue secuestrado por la policía, y dado por desaparecido, en octubre de 2018, y pero fue encontrado en la antigua Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), mejor conocida como el Chipote. Lo acusaron de haber saqueado la clínica de la Policía de Matagalpa, y robar e incendiar el edificio de la Alcaldía de esa ciudad.

Su funeral se convirtió en una gran manifestación en contra de Daniel Ortega. Eddy es velado en la ciudad de Matagalpa, a 131 kilómetros de Managua, la ciudad cuya alcaldía supuestamente incendio Montes Paslín. Fue colocada una bandera nicaragüense, símbolo de las protestas contra el Gobierno sandinista, sobre el féretro donde reposan sus restos.

Se gritaron arengas en contra del gobierno de Ortega, contra su esposa Rosario Murillo y contra la Policía Nacional. Eddy Montes, presente, presente, gritaron jóvenes que cargaban banderas de Nicaraguay reclamaban justicia.

Mientras cientos de agentes que fueron desplegados en la ciudad de Matagalpa, para asegurar que no hubiese muestras de coraje que se salieran de control.

De acuerdo con las versiones oficiales el motín ocurrió mientras una misión del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) se encontraba con el personal de La Modelo. La Unión de Presos Políticos de Nicaragua informó que al menos 31 convictos resultaron heridos durante los disturbios y filtraron una serie de audios, fotos y videos, desde el interior, que muestran una versión diferente a la del Gobierno.

De acuerdo a las declaraciones de Francisco Montes, primo de la víctima, le realizaron a Eddy una autopsia independiente para determinar las causas de la muerte, y comentó que  las autoridades “estaban precisados (sic.) que retiráramos el cadáver, porque precisamente lo que querían era otra autopsia y retrasamos la salida del cuerpo para lograr otra autopsia”.

Informó que el cadáver del su primo presenta dos heridas, uno en la ingle y otro en las parte baja de la espalda, pero que aún no saben “cual es de entrada y cual es de salida”. “la autopsia va a determinar si el disparo que recibió fue a quemarropa o de largo”.

Mientras pasan las investigaciones, la familia de Eddy, responsabilizan al Estado por esa muerte. Han denunciado el asedio e intimidación a los asistentes al funeral de Montes por parte de la Policía Nacional.

Varios países entre ellos, Costa Rica, Chile, España, y Estados Unidos y organismos interamericanos de Derechos Humanos han expresado su condena a esa muerte y ham demandadó una investigación profunda para esclarecer este asesinato.

El país enfrenta su peor crisis en décadas, según lo ha declarado la Comisión Interamericana de Derechos Humano. La cual ya ha producido 323 muertos en abril pasado. Aunque las cifras son mayores de acuerdo a otros organismos locales de Derechos Humanos, quien asegura que son 593 los muertos. Mientras el gobierno de Ortega solo reconoce 199 y denunció un intento de golpe de estado,

La CIDH también ha declarado que al menos 809 son “presos políticos”, más del doble de los que reconoce el Gobierno de Ortega, que los denomina “terroristas”, “golpistas” o “delincuentes comunes”.

Acerca del autor

Armando Lopez

Deja un comentario