Editorial

Que no lo zangoloteen, aquí los logros de la 4T

Escrito por Redacción

Por Arlequín
(Analista serio de la política cómica)
EL UNIVERSAL


¡Hey!, no se me distraiga. Que no me lo distraigan los conservadores con temas baladíes. Que no me lo mareen, que no me lo zangoloteen. La Cuarta Transformación está trabajando y obteniendo grandes logros.

No caiga en el garlito de los neoliberales y los medios fifís, que lo único que buscan es distraerlo con asuntos nimios para que usted no aprecie los grandes cambios. Se la pasan hablando de que por primera vez en una década la economía mexicana tuvo una caída, que durante el primer año de la 4T la economía mexicana terminó en números rojos, lo que no sucedía desde 2009.

Usted tranquilo que estas cifras, que tanto le preocupan a los neoliberales que mal gobernaron este país, no sean un apuro. Recuerde, siempre, pero siempre, siempre hay otros datos.

“Hay condiciones inmejorables para crecer”, aseguró el Presidente Andrés Manuel López Obrador, quien como un hombre de palabra que es mantiene su promesa de que el país crecerá al 6%, y el promedio de su gobierno será de 4%, es decir, que creceremos al doble de lo que creció este año Estados Unidos, que fue un 2.3%. Además, el propio Presidente resaltó que ayudará mucho que se contará ya con el tratado comercial trilateral -el T-MEC-, acuerdo que, dicho sea de paso, no tiene nada que ver con el neoliberalismo, ¡que no lo engañen!

Tampoco se deje conmover por las historias de personas que dan testimonio de la manera en que sufren por la falta de servicios médicos y carencia de medicamentos. Recuerde que las cosas están así porque así las dejaron los priistas y panistas que no sólo gobernaron mal, sino que tenían sumido al país en la corrupción. No dude, ni por un momento, que Genaro García Luna, el exsecretario de Seguridad Pública en la oscura época del calderonismo tenga algo que ver con el deterioro en el servicio médico.
Pero, al igual que con el tema de la economía, usted no sude esta calentura.

Hay un compromiso y se cumplirá; el servicio sanitario de este país competirá pronto con los de mayor calidad del mundo y no tendrá que pagar nunca por la atención o los medicamentos. No, no es un sueño, pronto será una realidad, nada más no se me distraiga, no se me deje distraer.

Y tampoco se vaya con la finta de la inseguridad. Eso de que 2019 fue el año de mayor violencia y con mayor número de asesinatos desde que hay registros oficiales es cierto, pero lo importante es que ya se llegó a un punto de inflexión y que está en marcha la estrategia de dar a abrazos y no balazos a los criminales…

Ya solo es cosa de que a estos narcotraficantes, secuestradores, extorsionadores y asesinos se les ablande un poquito el corazón para que entren al redil y se porten bien. Y como este no es un gobierno de ocurrencias, sino de planeación, ya hasta se tiene el plan “B”, y si estos mala entraña no se corrigen, se tendrá que recurrir a que sus mamacitas o sus abuelos les llamen la atención, aunque quizá no sea necesario llegar a tan extremas medidas.

Los logros de la 4T están ahí, a la vista, pero mientras llegan los premios mayores como el nuevo aeropuerto, el Tren Maya, la refinería, la gran economía y los grandes hospitales, aquí le presentamos algunos premios más chicos, que no reintegros, que le darán muestra de que lo mejor está por venir.

1.-El Presidente ya no es el rey
¿Recuerda usted esas fotografías en la revista ¡Hola!, que se dedica a la crónica del estilo de vida de magnates, famosos y, en especial, de la realeza? Le hablo de las fotos en las que la primera dama posaba con vestido de diseñador mostrando algunos rincones de la residencia oficial de Los Pinos, en la que vivían como una familia real… Pues échese ese cambio a la uña; ahora ya no hay residencia oficial. Los Pinos es ahora una casa del pueblo llena de actividades culturales, y es sede de las subastas en las que la 4T remata los bienes que fueron incautados a criminales y, con ello, devuelven al pueblo lo robado. Y lo más importante: hoy el Presidente vive en un palacio, en Palacio Nacional. ¡Muera la monarquía, viva el pueblo!

2.- La corrupción se acabó
El propio Presidente lo ha dicho; en menos de un año, la corrupción se acabó. Y, como se prometió, las escaleras se han comenzado a barrer de arriba hacia abajo. Y hoy, según los datos oficiales, que son los que tiene el Presidente, ya no hay corrupción en los altos mandos del gobierno. Así que toda esa corrupción que usted ve y que, por ejemplo, permite que haya fugas de reos con ayuda de las propias autoridades con vehículos oficiales, es la basura que está abajo. Ya pronto llegará la escoba a ese rincón, pero usted puede dormir tranquilo pues los principales funcionarios del gobierno están más limpios que un hospital de los Países Bajos. Incluso, algunos de ellos ya están certificados y con garantía de honestidad expedida por la Secretaría de la Función Pública; eso para que no haya duda.

3.- El avión ya no vuela
Ese avión que a usted como ciudadano cumplido con sus impuestos le ofendía tanto ya no vuela más. Y aunque su venta ha resultado un poco complicada por el nivel de lujo de la aeronave, usted ya puede dormir tranquilo sabiendo que ese símbolo de la ostentación se encuentra en tierra. Y sí, hay 130 millones de dólares parados, pero no todo es dinero, quizá para los neoliberales y neoporfiristas sí es lo más importante, pero ¿y la dignidad? Esa no tiene valor calculable…
Además, si una oferta de última hora no surge, la 4T tendrá la oportunidad de hacer un hogar feliz, pues el Dreamliner será rifado y un feliz mexicano tendrá la dicha de contar con su avión a la puerta de su casa o con un fideicomiso, por aquello de que el dinero es el diablo y toda su parentela.
Una ciudadana o un ciudadano común y corriente será feliz, feliz, feliz, gracias a un gobierno humanista que piensa primero en el pueblo, luego en el pueblo y después en el pueblo. Si eso no es para usted un logro, en realidad es un verdadero “conserva”.

4.- Dinamitar los puentes
Si hay un logro, en realidad de relevancia, es el del anuncio del Presidente de acabar con los fines de semana largos. Era necesario poner un alto a estos neoliberales, que con el argumento de que se detona la economía y el turismo con estos días de asueto, ligados al fin de semana, comenzaron a desdibujar las fechas históricas. ¿Podría imaginar usted un logro más patriótico y nacionalista que este?
Si el Presidente no ponía un alto ahora imagínese usted ¿a dónde íbamos a llegar?, ¿a celebrar al Día de la Madre un lunes cualquiera, sin que fuera 10 de mayo?, ¿A que los Reyes Magos llegaran un lunes de enero, y no el mero día seis como Dios manda? Hay cosas que no se deben tocar y esas son las fechas históricas. Además no hay nada más mexicano que un largo y sólido puente bien hecho. Imagine un cinco de mayo que cae en jueves, ¿qué escuela apátrida no suspendería clases el jueves y haría un puente que acabara el lunes, eso sí, muy tempranito y todos de blanco para rendir honores a la bandera?
La excusa “conserva” de la derrama económica se cae a pedazos, pues con el actual esquema habría solo tres días de descanso y con el puente tradicional, patentado por el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, sería de cuatro días seguidos, es decir, más tiempo para el turismo y para el gasto. Nuevamente, no se distraiga, que no le digan, que no le cuenten, porque quizá le mienten.

5.- Hay un gobierno mañanero
Y quizá este es el logro máximo, pues se logró que los burócratas trabajen desde más temprano. Diga usted si en algún otro sexenio conoció a un Presidente que comenzara a trabajar a las seis de la mañana, y que estuvieran con él sus principales secretarios de Estado analizando el comportamiento del país, la seguridad de la nación.
Se ha hecho lo más complicado -que era levantarse tan temprano-, ahora ya están en la fase en la que esas desmañanadas comienzan a transformarse en aliciente para que la economía crezca, para que el sistema de salud funcione y para que la seguridad de todos los mexicanos esté garantizada. Pero eso ya es lo más sencillo y seguro que algo mejor está por venir, pues levantándose tan temprano y con los secretarios de Estado estando tan pendientes, desde primera hora, qué podría salir mal. Nada, absolutamente nada.

Comparta esta información con todos sus amigos para que no se dejen sorprender por las fuerzas conservadoras y su cantaleta de que la economía está mal, que la inseguridad es agobiante, que el servicio de salud apesta, que sepan que en lo relevante, en las prioridades de la 4T, estamos bien, hay logros.

¡Faltaba más, faltaba menos!

Acerca del autor

Redacción

Deja un comentario