Soy Curioso

¿Qué pasa cuando roban un libro?

Escrito por Redacción

 EL UNIVERSAL

Un video publicado por medios locales exhibió al embajador mexicano en Argentina, Ricardo Valero, cuando supuestamente roba un libro dentro de la librería El Ateneo Grand Splendid, ubicada en la ciudad de Buenos Aires, el pasado 26 de octubre.


Sobre esto, EL UNIVERSAL se dio a la tarea de preguntar a librerías como El Sótano, EXIT y La Murciélaga respecto a qué pasaría dentro de sus instalaciones si llega a ocurrir un hecho semejante al que involucra al diplomático.

El Sótano fue la primera librería que nos compartió su protocolo para evitar los robos de libros. El primer paso es detectar a la persona que ha incurrido en el hecho, después alertan al personal de seguridad, atrapan al infractor, le hacen pagar el título que intentaba robar para después llevarlo ante las autoridades y levantar los cargos correspondientes.


La Murciélaga se mostró más flexible en su correspondiente protocolo, ya que sólo hablan con las personas que intentan cometer el ilícito y si el infractor toma una actitud violenta, se tomaría la decisión de recurrir a las autoridades.


Por su parte, la librería EXIT, comentó que han sufrido de pocos robos, pero que en determinados casos los infractores son estudiantes, hablan con ellos, revisan sus pertenencias y ya no se les permite el ingreso. Mientras que con quienes se dedican al robo, cierran para evitar que el ladrón huya, llaman a las autoridades, levantan los cargos y están decididos a llegar a las últimas consecuencias.


¿Qué dice la ley ante los robos?
De acuerdo al Código Penal de la CDMX, menciona que en el artículo 220 “Al que con ánimo de dominio y sin consentimiento de quien legalmente pueda otorgarlo, se apodere de una cosa mueble ajena, se le impondrán:
Prisión de seis meses a dos años y sesenta a ciento cincuenta días multa. Cuando el valor de lo robado no exceda de trescientas veces la Unidad de Cuenta de la Ciudad de México vigente o cuando no sea posible determinar el valor de lo robado.


III. Prisión de dos a cuatro años y de ciento cincuenta a cuatrocientos días multa, cuando el valor de lo robado exceda de trescientas pero no de setecientas cincuenta veces la Unidad de Cuenta de la Ciudad de México vigente,
IV. Prisión de cuatro a diez años y de cuatrocientos a seiscientos días multa, cuando el valor de lo robado exceda de setecientas cincuenta veces la Unidad de Cuenta de la Ciudad de México vigente.


Para determinar la cuantía del robo, se atenderá únicamente al valor de mercado que tenga la cosa en el momento del apoderamiento”.


La Unidad de Medida vigente de acuerdo con la Secretaría de Finanzas de la Ciudad de México es de 84.49 pesos diarios. Pero al ser un bien menor se puede llegar a una resolución mediante un acuerdo reparatorio entre las partes involucradas.

Acerca del autor

Redacción

Deja un comentario