Local

Refuerza Salud Coahuila vigilancia contra el dengue

Escrito por Ernesto Amezcua

Con la intención de controlar y prevenir la transmisión del virus del dengue, zika y chikungunya a través de mosquitos vectores, la Secretaría de Salud de Coahuila fortalece la vigilancia entomológica en el estado.


A través de diversas estrategias y acciones enfocadas en atender y controlar la enfermedad del dengue, la Secretaría de Salud refuerza la vigilancia entomológica con la colocación de 5 mil 888 ovitrampas.

Roberto Bernal Gómez, titular de la dependencia, informó que dichas trampas se encuentran distribuidas en localidades como Piedras Negras, Acuña, Sabinas, Monclova, Frontera, Cuatro Ciénegas, Torreón, Francisco I. Madero, San Pedro y Saltillo.


Se han aplicado 2 mil 744 kilogramos de larvicida a lo largo de más de 7 mil 400 manzanas en las principales ciudades de riesgo en el estado.


“Es posterior a la intervención de las brigadas de control larvario que el riesgo de contagio entomológico disminuye en la población, por lo que es necesario implementar estas acciones para prevenir y controlar de manera correcta la enfermedad”, explicó Bernal Gómez.


Se llevan a cabo programas permanentes de fumigación con larvicida, además de prevención y control en lugares de concentración de este tipo de mosquitos, como plazas públicas y centros deportivos al aire libre, entre otros, añadió, añadió.


En 2020 en Coahuila se han presentado dos casos de dengue, en comparación del 2019, cuando se presentaron 114 casos, donde 25 de ellos fue grave para el paciente, 13 con signos de alarma y 95 sin gravedad para el afectado.


Bernal Gómez indicó que desde 2018 a la fecha Coahuila no ha presentado un solo caso de chikungunya ni de zika, gracias al trabajo constante de prevención y control que se ha mantenido por parte de autoridades de Salud estatales en coordinación con los municipios.


Entre los síntomas del dengue se encuentra fiebre alta, dolor de cabeza, dolor en los músculos, los huesos y las articulaciones, náuseas, vómitos, dolor detrás de los ojos, glándulas inflamadas y/o erupción cutánea.

Acerca del autor

Ernesto Amezcua

Deja un comentario