Local

Salió de la cárcel sólo para morir en un hospital

Agustín Medina Montejano salió de la prisión donde purgaba una condena, pero no de la manera en que lo hubiera deseado.

Seguramente a más de uno le habría expresado su deseo de que el tiempo corriera aprisa, para abandonar ese lugar y nunca más volver… y en efecto, ya no volverá.

Este 14 de enero, aproximadamente a las 13:30 horas, fue reportado su fallecimiento, a los 76 años, en el Hospital General.

Medina Montejano era un interno en el Centro de Readaptación Social Varonil de Saltillo, sentenciado a 12 años y tres meses por el delito equiparado a la violación. Estaba cerca de cumplir cinco años de condena; había ingresado el 26 de marzo del 2014.

Agustín se encontraba en el área médica del reclusorio recibiendo una revisión de rutina cuando de pronto se desvaneció. Como no reaccionó fue trasladado en una unidad del centro penitenciario por varios elementos y una enfermera al Hospital General, pero llegó sin signos vitales.

Trascendió que ya había tenido en los últimos 15 días cuatro ingresos más al hospital, por diversas enfermedades. Así mismo, se encontraba en cama por un cuadro de varicela por lo cual ya no se levantaba.

Tras su fallecimiento, se trasladó su cuerpo al Servicio Médico Forense.

Agustín se fue y no volverá. Abandonó la prisión de su cuerpo. Encontró libertad, quizá no física, quizá sí de espíritu.

Acerca del autor

Ernesto Amezcua

Deja un comentario