Estado Seguridad

Sentencian a 28 años al feminicida de Gina

Escrito por La Prensa Monclova

La Prensa

José Alfredo (O.V) alias “La Cebolla” fue sentenciado a 28 años de prisión por el delito de Feminicidio en contra de Georgina (O), quien fuera su pareja sentimental por apenas unos meses. La tragedia ocurrió en el sector Colinas de Santiago, en marzo del 2019.

La defensa de José Alfredo, “La Cebolla” solicitó un procedimiento abreviado, luego de que el feminicida aceptó confesar su crimen, restándole tiempo al proceso legal e incluso obteniendo beneficio en la cantidad de años de sentencia.

El juez, resolvió que en la causa penal 114/2019, el imputado merecía un castigo de 28 años de prisión, resolución que podría ser refutada por el Ministerio Público, en busca de una mayor pena.

LOS HECHOS

GEORGINA O. R. de 32 años de edad, murió a manos de su pareja José Alfredo Alias “La Cebolla”, quien el jueves 28 de marzo, acudió hasta el negocio de Georgina (tortillas de harina) a quitarle el dinero de la venta, como ella se defendiera y se lo negara, él la atacó con un cuchillo y así fue como la mató.

El triste episodio tuvo lugar en la colonia Colinas de Santiago aún a hora temprana, aproximadamente las 9 de la noche, por lo que no sólo vecinos fueron testigos del ataque, sino también la hija mayor de Georgina de 12 años quien le ayudaba en el negocio, mientras sus 3 hermanitos jugaban cerca de ahí, en alguna banqueta.

Aunque Georgina y Alfredo tenían apenas 6 meses de relación, ya había antecedentes de violencia, incluso se encontraban separados por la misma causa: maltrato físico hacia Georgina,  quien interpuso denuncia contra Alfredo y tenía orden de restricción.

José Alfredo,  a quien la familia y vecinos identifican como un hombre que gusta del alcohol y las drogas, no le importó la denuncia ni los límites que la ley le marcó y ese jueves acudió de nueva cuenta en búsqueda de Georgina, para robarle el dinero de su trabajo y no conforme con eso, agredirla, hasta matarla.

Gergina creyó que corriendo escaparía de él, pues ya con una herida salió de su negocio dejando un rastro de sangre y llegó a casa de una vecina gritando por auxilio, de la mano de su hija.

Sin embargo detrás de ella, enfurecido y cegado iba José Alfredo, quien aprovechó un traspié de la joven madre, para asestarle la puñalada que acabaría con su vida, sin escuchar los gritos de la niña y de los vecinos que le suplicaban que la dejara.

Así acabó la vida de Georgina, a quienes sus vecinos recuerdan como una mujer callada pero muy responsable. Siempre la acompañaban sus niños al negocio de tortillas, el que tenía desde hacía más de un año. Y aunque la relación con sus vecinos se limitaba a saludos triviales, notaron un cambio en su comportamiento y una tristeza en su rostro, cuando empezó la relación con Alfredo, quien finalmente sería su verdugo.

Acerca del autor

La Prensa Monclova

Deja un comentario