Editorial

Sí, sí podría ser peor

Escrito por Redacción

Charlie Palomares.

El pasado 16 de Septiembre 49 mil trabajadores de General Motors iniciaron una huelga en Estados Unidos, encabezados por el sindicato United Auto Workers (UAW) los trabajadores demandan salarios más altos, mayor seguridad laboral, una mayor parte de las ganancias del fabricante de automóviles y la protección de los beneficios de atención médica, todo esto, para renovar el contrato colectivo de los trabajadores para los próximos cuatro años. 

Lo anterior causó inmediatamente que las plantas del gigante industrial cerraran sus puertas en Estados Unidos, ante ello, los trabajadores que ya tenían previsto irse a huelga se prepararon con algunos ahorros, además de contar con su seguro de desempleo.

Desgraciadamente, los proveedores y sus trabajadores, más pequeños que GM no han corrido con esa suerte, ya que varias de estas empresas estadounidenses se han visto en la necesidad de realizar una re-estructura laboral y enviar varias personas a sus casas.

Hasta el momento según algunas estimaciones, se han recortado ya 400 millones de dólares en salarios directos de la economía estadounidense. El Tesoro de Estados Unidos ha perdido ya 154 millones de dólares tan solo en impuestos sobre la nómina y los ingresos. Linamar Corp, una empresa canadiense reporta que la huelga le está costando diariamente un millón de dólares canadienses en ingresos perdidos. American Axle & Manufacturing Holdings Inc. ya empezó a realizar despidos en su planta de transmisiones más grande en los EU. 

Axle y Lear Corp. y Tennoco Inc. pierden 2 y 1 millón de dólares diarios respectivamente desde el paro. En Guanajuato, la planta de GM ubicada en Silao ya ha tenido que cerrar sus puertas al menos de manera temporal tras verse impedida para realizar sus operaciones de forma normal, y en Coahuila, la región sureste de nuestro Estado podría verse gravemente afectada si no se llega a una solución rápido.

Las plantas de GM ubicadas en Ramos Arizpe entraron en paro técnico parcial el día de hoy, por lo que 415 empleados suspenderán actividades, lo que representa el 7.5% de la población del complejo de esta ciudad, número aún no muy grave si se considera el contexto, sin embargo; las negociaciones entre en sindicato UAW y GM no han tenido avances positivos, esto debido a que el sindicato también ha puesto sobre la mesa el tema de la producción mexicana, y es que los trabajadores estadounidenses están ahora también pidiendo que General Motors se comprometa a no enviar más producción de autos y autopartes a México, como lo ha venido haciendo recientemente.

Ante este escenario, 12 grandes fabricantes de autopartes de la región sureste de nuestro Estado han tenido que detener su producción y usar las vacaciones de sus trabajadores para enviarlos a casa sin tener que despedirlos, pero si la huelga no se soluciona, los despidos empezarán en 15 días. 

Por otro lado y para que esté al tanto, HSBC planea recortar hasta 10,000 puestos de trabajo con la intención de reducir costos, sumado todo esto a la guerra comercial entre China y Estados Unidos, los ajustes a las tasas de referencia, y que (aunque no haga falta que se lo repita, lo hago por si acaso), la economía mexicana no ha crecido nada en lo que va de esta nueva administración, manteniéndose la economía mexicana en una situación de estancamiento, podríamos estar en recesión para navidad, así que prepárense para la cuesta de Enero, podría ser un muy mal inicio de año.

Acerca del autor

Redacción

Deja un comentario