Internacional Nacional

Sube tensión en AL por apoyo ruso a Venezuela

José Meléndez, corresponsal
SAN JOSÉ, Costa Rica, diciembre 14 (EL UNIVERSAL).- La tensión política entre Bogotá y Caracas sufrió un súbito incremento esta semana con la llegada a Venezuela de dos aviones bombarderos de Rusia con capacidad de transportar armas nucleares y el anuncio de que Irán enviará buques de guerra y helicópteros artillados a las costas venezolanas, en un desafío a Estados Unidos con un despliegue que altera el balance militar en la zona por las pugnas geopolíticas.
Venezuela —que tiene fronteras terrestres y marítimas con 14 países de América Latina y el Caribe— y Rusia «están más unidas que nunca», proclamó el presidente venezolano, Nicolás Maduro, tras una gira la semana pasada a Moscú para fortalecer vínculos con el gobernante ruso, Vladimir Putin.
«Nos estamos preparando para defender Venezuela hasta el último palmo», anunció el ministro venezolano de Defensa, general Vladimir Padrino, al aludir a que su país soporta un acoso externo encabezado por EU. Los dos bombarderos TU-160, así como un avión AN-14 de transporte militar y uno IL-62 para pasajeros, fueron presentados el lunes por el ejército de Venezuela y realizaron maniobras castrenses esta semana con fuerzas militares venezolanas.
El presidente colombiano, Iván Duque, advirtió el miércoles que «obviamente el continente [americano] debe estar alerta. Este no solamente es un acto inamistoso con Colombia, sino que es un acto inamistoso» con la región interamericana.
«No podemos dejarnos provocar, no podemos dejar que Venezuela empiece a emplear este tipo de maniobras como herramienta de provocación», alegó Duque al descartar planes de guerra con Venezuela.
Recordó que en la Organización de Estados Americanos (OEA), la zona «tiene claro que hay una cosa que se llama el Tratado [Interamericano] de Asistencia Recíproca, donde si hay alguna agresión, todos los países deben proteger al país agredido».
Los vínculos de Colombia y Venezuela se deterioraron en los últimos 24 meses. Duque y su predecesor, Juan Manuel Santos, coincidieron en calificar a Maduro como dictador, mientras que el venezolano acusó a ambos de tratar de derrocarlo y de promover agresiones armadas contra su país.
En este panorama, el gobierno de Irán, rival de Washington y socio de Caracas, anunció el pasado 6 de diciembre que movilizará buques de guerra y helicópteros artillados hacia aguas venezolanas, sin dar fechas.
La llegada de las aeronaves a Venezuela alarmó a EU, que confió en que Moscú las retirará este viernes. El secretario estadounidense de Estado, Mike Pompeo, dijo que la presencia rusa en Venezuela es un acto de «dos gobiernos corruptos despilfarrando fondos públicos».
El gobierno venezolano calificó este jueves a Pompeo de «patético y risible», porque «pone el grito al cielo por unos aviones rusos en Venezuela».
Los nexos castrenses entre Venezuela y Rusia fueron activados en 2001 por el entonces presidente venezolano, Hugo Chávez.
Moscú también tiene estrechas relaciones militares con Cuba, que se remontan a 1960 tras el triunfo en 1959 de la revolución cubana, y con Nicaragua, primero con el régimen sandinista que gobernó en ese país de 1979 a 1990, y desde 2009, con el regreso de Daniel Ortega en 2007 a la presidencia de esa nación.
Los choques Caracas, Washington y Bogotá se registraron a menos de 20 días de que el ultraderechista y militar en retiro Jair Bolsonaro tome posesión, el 1 de enero, como presidente de Brasil, con ataques directos a los gobiernos socialistas de Cuba y de Venezuela, y con la promesa de que combatirá al comunismo en América.

Acerca del autor

Agencia El Universal

Deja un comentario