Internacional

Suicidio de Epstein, entre dinero y poder, y muchas irregularidades

Escrito por Armando Lopez

Nueva York, EUA. – (Agencias) Las sospechas del supuesto “suicidio” ha puesto en al centro del debate la posibilidad que de fuera callado por alguien muy poderoso que no le convenía que siguiera el juicio, al menos con la presencia de Jeffrey Epstein.

Por lo pronto el Fiscal General de los Estados Unidos, William P. Barr, ha confirmado que la muerte de Epstein no detendrá la investigación contra el magnate de 66 años por trafico sexual, y asi lo habían pedido las victimas durante el fin de semana. Ahora el blanco de las investigaciones son los posibles socios y parte de la red de trafico sexual.

Ha dicho desde Nueva Orleans, “este caso continuará contra quienquiera que actuara como cómplice de Epstein”. “Ningún conspirador deberá descansar tranquilo. Las víctimas merecen justicia, y la tendrán”. En paralelo a la investigación del caso, avanzan las pesquisas de la muerte de Epstein. El Fiscal General ha dicho, sin detallar a que se refería, “estamos conociendo irregularidades graves en la cárcel que son profundamente preocupantes y que demandan una investigación a fondo”.

Al magnate se le aplicó el protocolo de cuidado especial ante el riego de suicidio después de un aparente intento de suicidio hace tres semanas. Se le retiró a los seis días, pero se estableció que no podía estar solo en la celda y que debería vigilarse cada media hora por los agentes. La noche antes en que fue hallado muerto, estaba solo en la celda, el compañero de celda había sido transferido, y no se habían realizado las visitas periódicas reglamentarias. Ante esto, Barr dijo en Nueva Orleans  “estoy consternado, y el departamento [de Justicia] entero lo está, al saber del fracaso del Centro Correccional Metropolitano del sur de Manhattan a la hora de asegurar adecuadamente a este preso”. El domingo se llevó a cabo la autopsia de Epstein, pero aún no se ha hecho públicas las conclusiones.

De acuerdo con el fiscal de distrito sur de Nueva York, Geoffrey Berman, los cargos a los que se enfrentaba Epstein y que podía recibir 45 años en prisión, incluían la conspiración. Ha dicho Berman “a todas esas mujeres jóvenes valientes que ya han dado un paso adelante y a muchas otras que aún tienen que hacerlo, permítanme reiterarles que seguimos comprometidos a defenderlas, y nuestra investigación sobre la conducta objeto del procesamiento, que incluye un cargo de conspiración, permanece en marcha”.

Las declaraciones de Barr y Berman señalan que ya han identificados a algunos de los objetivos. Aunque aun no esta claro si otras personas serían acusadas. Ya hay por parte de los fiscales y agentes que armaron el caso en contras del millonario Epstein, un circulo de personas que según testimonios de las víctimas, participaron en el tráfico y explotación sexual de menores, ya fuera reclutando o coaccionando a jóvenes para ponerse al servicio de la red que creo Epstein, ésta duro más de 10 años.

No fue encarcelado antes por un cuestionado acuerdo entre Epstein y el Estado de Florida en 2007, por el que el magnate pederasta se declaró culpable de solicitar el servicio de una sexoservidora y fue encarcelado 13 meses, en una cómoda presión que le permitía salir a trabajar y regresar en la noche a dormir a la cárcel. Los fiscales aceptaron no imputar a cuatro mujeres a las que se referían como “potenciales conspiradoras”. Pero eso no precedía en Nueva York.

Quien destaca de inmediato en el círculo cercano es Ghislaine Maxwell, a quien las victimas señalan como protectora de Epstein, novia, conseguidora y proxeneta. Nació en París y se educó en Oxford, pieza clave en la operación de la red, según los testimonios de las víctimas.

Otra de las ramas de la investigación que será muy complejo es el entramado financiero de Epstein, que implican constantes y extraños flujos de dinero entre numerosas empresas, organizaciones supuestamente benéficas y bancos en paraísos fiscales. Las victimas puede proceder reclamaciones civiles en contra de su patrimonio, que supuestamente asciende en 500 millones de dólares, pero que los abogados de las demandantes calculan en mucho más.

En la mira de los investigadores también se encuentran las cuentas en paraísos fiscales, los socios de Epstein y su único familiar vivo, su hermano Mark, dueño tambien de un basto patrimonio.

Acerca del autor

Armando Lopez

Deja un comentario