Internacional

Turquía deja la “frontera en llamas”

Escrito por Armando Lopez

Ankara, Turquía. – (Agencias) Desde el inicio de la invasión turca al noreste de Siria en su persecución y cacería de los kurdos, ha utilizado los bombardeos indiscriminados de los modernos aviones norteamericanos F-22 de la Fuerza Aérea turca, y artillería pesada. Sin embargo, este viernes ha redoblado sus ataques, escalando una ofensiva que ha motivado llamados de alerta de una catástrofe humana y la motivado a legisladores republicanos a cuestionar a Donald Trump.

Desde que Trump retiró a las tropas estadounidenses que junto a las milicias de los kurdos combatieron a las milicias del Estados Islámico, la invasión turca ha abierto otro frente a la guerra civil siria que lleva ya ocho años y ha provocado fuertes criticas internacionales.

De acuerdo a los informes del Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH), los combates se concentran a lo largo de 120 kilómetros de la frontera sirio-turca. Han informado que “hay intensos combates en varios frentes, principalmente de Tal Abyad y Ras al Aín”, ciudades limítrofes.

Estas dos ciudades ha sido las más afectadas por los combates, afirmó un centro de prensa del lado de las autoridades kurdas locales. Hasta este momento el balance de la OSDH es de 29 combatientes de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), una alianza militar encabezada por los kurdos que participan en la guerra civil siria y luchan contra el Estado Islámico, y al menos 17 civiles fallecidos en los ataques aéreos y los disparos de artillería turca desde que empezó la invasión.

Marvan Qamishlo

Marvan Qamishlo, portavoz de las FDS, reportó que “en estos momentos, Tel Abyad está viendo las batallas más intensas en tres días”. Se han registrado enfrentamientos durante la noche en diferentes lugares desde Ain Diwar, en la frontera iraquí, hasta Kobani, a más de 400 kilómetros al oeste.

Trump

Trump, buscando evadir la culpa y las acusaciones de haber abandonado a su suerte a los viejos aliados kurdos, sugirió que la Casa Blanca pude ser mediador en el conflicto, lo que nos lleva a preguntar por qué no lo hizo antes, y planteó la “posibilidad” de imponer sanciones a Turquía.

Rami Abdulrahman

Qamishlo informó que en Qamishli y en otras zonas, intercambiaron artillería las fuerzas turcas y el FDS. Rami Abdulrahman, director del OSDH, que sigue el conflicto, afirmó que “toda la frontera está en llamas”. Al menos 32 combatientes de las FDS, 34 rebeldes sirios apoyados por Turquía y 10 civiles han muerto en los combates. Las FDS dijeron que 22 de sus combatientes murieron entre el miércoles y jueves.

Según Ankara, el viernes murió uno de sus soldados, el primero desde el inicio de las hostilidades. Según la misma fuente, seis civiles, incluyendo un bebe y una niña, habían muerto por proyectiles kurdos lanzados sobre las ciudades turcas colindantes.

Un éxodo importante de de habitantes de Ras al Aín, Tal Abyad y otras ciudades fronterizas sirias han comenzado desde hace tres días. De acuerdo con la ONU, 70,000 habitantes han huido de los combates y se dirigen más hacía el este, hacía Hasaké, una ciudad a la que no ha llegado la guerra.


Acerca del autor

Armando Lopez

Deja un comentario