Internacional

Uber violó leyes, engañó a la policía y corrompió a gobiernos

Durante su agresiva expansión, los datos demuestran como Uber trató de reforzarla cortejando a primeros ministros, presidentes, multimillonarios, oligarcas y magnates de medios, de todo el mundo

Londres, Inglaterra. – (Agencias) Tras le explosiva noticia se encuentra un tesoro de documentos que fueron entregados al periódico inglés The Guardian, que revelan la historia interna de como el gigante tecnológico de servicio de taxis privados, Uber, se burló de las leyes, engaño a la policía, explotó la violencia contra los conductores y presionó en secreto a los gobiernos durante su agresiva expansión mundial.

La filtración sin precedente a The Guardian de más de 140,000 documentos conocidos con los “Archivos de Uber”, descubre las practicas nada éticas que impulsaron la trasformación de la empresa en una de las internacionalizaciones más famosas de Silicon Valley.

Travis Kalanick

La documentación abarca un periodo de cinco años cuando su cofundador, Travis Kalanick, estaba a cargo de la empresa y trató de forzar el servicio de taxis particulares en ciudades de todo el mundo, incluso si en el trascurso se viola las leyes y las normas para los servicios de taxis.

Durante su agresiva expansión, los datos demuestran como Uber trató de reforzarla cortejando a primeros ministros, presidentes, multimillonarios, oligarcas y magnates de medios, de todo el mundo. Los mensajes sugieren que los ejecutivos no tenían descaro en presumir la violación de la ley por parte de la compañía, como un ejecutivo haciendo bromas como que se habían convertido en “piratas” y otro admitiendo “simplemente somos jodidamente ilegales”.

El paquete de documentos, que abarca de 2013 a 2015, incluye más de 83,000 correos electrónicos, IMessages y mensajes de WhatsApp, incluidos comunicaciones francas y sin adornos entre Kalanick y su equipo de ejecutivos principales

Kalanick descartó las preocupaciones de otros ejecutivos en un intercambio de mensajes de que enviar a los conductores de Uber a una protesta por parte de los opositores de la industria del taxi enojados, los pusiera en riesgo. “Creo que vale la pena” contestó. “La violencia garantiza el éxito”.

Taxistas franceses protestando contra los servicios privados de alquiler como Uber. (Fotografía: Olivier Coret/Rex/Shutterstock)

En otro comunicado, el portavoz de Kalanick dijo que “nunca sugirió que Uber debería aprovechar la violencia a expensas de la seguridad del conductor” y cualquier sugerencia de que estuvo involucrado en tal actividad sería completamente falsa.

La filtración también contiene textos entre Kalanick y el presidente de Francia, Emmanuel Macron, quien ayudó en secreto a la empresa en Francia cuando era ministro de Economía, permitiendo a Uber un acceso frecuente y directo a él y su personal.

El esfuerzo de Macron para ayudar en todo lo posible a Uber lo llevo a decir a la compañía que había negociado un “acuerdo” en secreto con sus oponentes en el gabinete francés. En privado, los ejecutivos de Uber expresaron un rechazo apenas disimulado por otros funcionarios electos que eran menos receptivos al modelo de negocios de la compañía.

Emmanuel Macron entoces ministro de Finanzas

Por otro lado, después de que el actual canciller alemán, Olaf Scholz, cuando era alcalde de Hamburgo rechazó a los cabilderos de Uber e insistió en pagarles un salario mínimo a los conductores, un ejecutivo de la empresa les dijo a sus colegas que Sholz era “un verdadero comediante”.

En el caso de Estados Unidos, cuando el entonces vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, partidario de Uber en ese momento, llego tarde a una reunión con la compañía en el Foro Mundial de Davos, Kalanick le envió un mensaje de texto a un colega diciéndole: “Mi gente le hizo saber que cada minuto que se atrase, es un minuto menos que tendrá conmigo”.

Después de reunirse con Kalanick, Biden parece haber modificado su discurso preparado en Davos para referirse a un director ejecutivo cuya empresa daría a millones de trabajadores “libertad para trabajar tantas horas como deseen, gestionar sus propias vidas como deseen”.

En su respuesta a la filtración, la empresa admitió en un comunicado “errores y pasos en falso”, pero aseguraba que se habían transformado desde 2017 bajo la actual dirección de Dara Khosrowshahi, director ejecutivo de la empresa.

“No tenemos ni daremos excusas por el comportamiento pasado que claramente no está en línea con nuestros valores actuales”, dijo. “En cambio, le pedimos al público que nos juzgue por lo que hemos hecho en los últimos cinco años y lo que haremos en los próximos años”.

El portavoz de Kalanick dijo que las iniciativas de expansión de Uber fueron «dirigidas por más de cien líderes en docenas de países de todo el mundo y en todo momento bajo la supervisión directa y con la aprobación total de los sólidos grupos legales, políticos y de cumplimiento de Uber».