Internacional

Una renuncia muy sensible golpea al partido Ciudadanos

Escrito por Armando Lopez

Madrid, España. – (Agencias) Albert Rivera está pagando caro su alianza con la triada de derecha, principalmente por ceder ante la extrema derecha por su pretensión de gobernar. Una de las bajas más sensibles, sin duda, es la renuncia de Francesc de Carreras, uno de los 15 padres intelectuales del partido, por no estar de acuerdo con el veto a Pedro Sánchez. Aunque la renuncia la había presentado semanas antes, la ha confirmado ahora que la ejecutiva del partido “decidiera por unanimidad no pactar con Sánchez”. Su renuncia se suma a la de muchos que han abandonado a Rivera.

La negativa del líder de Ciudadanos para hacer un acuerdo como el de 2016 con el PSOE, ha destruido el núcleo fundacional del partido. La renuncia de Carreras es una dolorosa noticia para Rivera, ya que tenían una estrecha relación personal que se había enfriado hace tiempo.

El catedrático emérito de Derecho Constitucional no es solo uno de los 15 fundadores, Rivera llegó de la mano de Carreras a Ciudadanos. A través del catedrático, que fue su profesor en la carrera de Derecho, conoció y se involucró con la iniciativa que un grupo de intelectuales lanzarán hace trece años en Catalunya para combatir el independentismo. Además, Carreras apadrino a Rivera, ayudándolo en el comienzo y en las primeras crisis en el caminar del partido en Catalunya.

Las discrepancias de Carreras empezaron a manifestarse hace meses, cuando Rivera, líder de Ciudadanos decidió la estrategia de dar un giro a la derecha, de la cual se derivó el veto a los acuerdos con el PSOE y el acercamiento a Vox. La ruptura vino a partir de un artículo muy duro que publico Carreras en El Pais, titulado “Querido Albert”, en contra de la decisión de Rivera de no pactar con el PSOE.  Escribió, “estas a tiempo de rectificar. Si en 2016 acordaste con el PSOE un buen programa de gobierno, no hay motivo para que ahora no se repita tal operación”, dirigiéndose a Rivera en términos personales: “No entiendo que ahora nos falles, Albert, que nos falle Cs, que el joven maduro y responsable se haya convertido en un adolescente caprichoso”.

El fundador de Ciudadanos, hoy exmiembro, consideró que la estrategia de negarse a un acuerdo con Sánchez, “antepone supuestos intereses de partido a los intereses generales de España”. “Es ir contra toda tu trayectoria política, contra la trayectoria de Cs. Se te acusará, con razón, que por tu culpa arrojas al PSOE a pactar con Podemos y con los nacionalistas, precisamente aquello que Cs debía impedir”.

El medio Vozpópuli adelantaba la renuncia de Carreras, sin embargo, ésta se produjo hace varias semanas, de acuerdo a fuentes de Ciudadanos, aunque ya habia expresado anteriormente que se iría. Lo hizo en abril cuando en votación la dirección del partido decidió en forma unánime que Ciudadanos cerraba cualquier posibilidad de acuerdo con el PSOE. Pero tambien disintió de los pactos con Vox, cuando el partido apoyó a la extrema derecha en Andalucía, asi como a la manifestación en la Avenida Colón en febrero pasado donde se unieron el PP, Ciudadanos y Vox para exigir elecciones anticipadas.

La renuncia del catedrático se suma a las muchas dimisiones que produjo la decisión de Rivera. En las últimas tres semanas han dimitido tres militantes de la dirección, en la que ya es la mayor crisis desde la fundación del partido. Se ha ido Toni Roldán, portavoz económico y miembro de la comisión ejecutiva permanente, el órgano de decisión; el eurodiputado Javier Nart, así como, el cofundador y ex líder en Baleares Xavier Pericay. Tambien lo hizo Juan Vázquez el líder de Asturias.

Otro de los fundadores, el filólogo Xavier Paricay no abandona las filas del partido por el veto al PSOE, si no que está fundamentada en las diferencias de la gestión de Rivera como líder del partido. Pericay lamentó que Albert Rivera se dedique a perseguir a los disidentes internos y que se haya encasillado.

El catedrático Carreras no tenía ningún puesto en Ciudadanos, pero decide una ruptura total al darse de baja como militante del partido que fundó con otros intelectuales en 2006. Algo que nadie de los que han abandonado a Rivera lo ha hecho.

Lo que ha ocasionado Rivera es un profundo malestar que amenaza con mas bajas.  Francisco de la Torre, responsable de fiscalidad y diputado por Madrid, tambien ha planteado su salida de Ciudadanos, según lo han informado fuentes cercanas a él. Como respuesta a las deserciones, Rivera es aumentar los cargos en la dirección, con eso pretende diluir a los críticos que aún están ahí.

Acerca del autor

Armando Lopez

Deja un comentario