Religión

Adviento: Animan a preparar el corazón para Navidad imitando a San José

El escritor residente en Benedictine College en Atchison (Estados Unidos), Tom Hoopes, animó a seguir el ejemplo de San José en el tiempo de Adviento y esforzarse en imitar sus virtudes para “preparar nuestros corazones para la Navidad”.

En una columna publicada en el National Catholic Register, Hoopes indicó que los miembros de la Sagrada Familia dan ejemplos de cómo deben vivir los hogares católicos, y resaltó tres virtudes importantes de San José que nos pueden ayudar a prepararnos para el nacimiento de Cristo.

1.- El sacrificio de San José por la Virgen María

Hoopes señaló que San José era un hombre justo, y como tal, al enterarse del embarazo de la Virgen María decidió dejarla “en silencio”.

“Un judío justo, al encontrar a su prometida embarazada, tiene un camino. Según la Ley, debería denunciarla por adulterio”, indicó.

El escritor subrayó que al dejar José “silenciosamente” a María “la gente hablaría” y “asumiría lo peor: José embarazó a María y luego la dejó”.

“José estaba dispuesto a quedar mal para salvar a María”, agregó.

Hoopes señaló que, al ejemplo de este gran santo, debemos asumir “lo mejor de los miembros de nuestra familia” y señaló que esa confianza puede “ayudar a transformar a nuestros seres queridos y a nosotros mismos”.

Asume lo mejor de los demás y sacrifícate por lo bueno y noble en ellos”, señaló.

2.- San José veló por la Sagrada Familia

El autor indicó que San José cuidó desinteresadamente a la Sagrada Familia y se convirtió en “un guardián para todos nosotros”.

“Así como San José cuidó con amor a María y se dedicó gustosamente a la educación de Jesucristo, tú también vela y protege la vida del Cuerpo Místico de Cristo, es decir, la Iglesia”, señaló al citar las palabras de San Juan Pablo II.

Hoopes indicó que es necesario velar por los hijos, la familia y amigos de la misma manera que lo hizo San José.

3.- San José conocía las escrituras

“José conocía sus Escrituras, presumiblemente porque las leyó y meditó en ellas. Y él era ‘un hacedor de la palabra y no solo un oyente’”, indicó el autor.

Hoopes resaltó que, como este gran santo, los fieles deben leer y creer en las escrituras, para poder vivirlas en el día a día.

Información totalmente adquirida de nuestros amigos del grupo ACI Prensa

Pintura «San José y el Niño Jesús» de Alonso Miguel de Tovar. Créditos: Dominio Público

Deja una respuesta