Religión

Arquidiócesis rechaza esfuerzo de legalizar «matrimonio» gay en Estado mexicano

La Arquidiócesis de Puebla expresó su rechazo al intento de abrir las puertas al mal llamado “matrimonio” gay en el estado mexicano de Puebla.

En un comunicado publicado el 1 de noviembre, la Arquidiócesis mexicana expresó “su extrañamiento” por el intento de reformar el artículo 297 del Código Civil del Estado de Puebla para redefinir el matrimonio.

Actualmente en el artículo 297 del Código Civil de Puebla se lee que “el matrimonio es un contrato civil, por el cual un sólo hombre y una sola mujer, se unen en sociedad para ayudarse en la lucha por la existencia”.

La reforma promovida por el partido Morena, del presidente de México Andrés Manuel López Obrador, busca que se elimine la mención de un hombre y una mujer para que se lea solamente que el matrimonio es “un contrato civil por el cual dos personas se unen voluntariamente en sociedad”.

La propuesta fue aprobada el 30 de octubre por la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales del Congreso de Puebla y será sometida al voto definitivo en el Pleno del parlamento estatal. De ser aprobada, Puebla sería el décimo tercer estado mexicano en reconocer el matrimonio gay.

La Arquidiócesis de Puebla señaló en su comunicado que “la situación que vivimos actualmente requiere de atención prioritaria a otros temas en la agenda legislativa como: la garantía de la seguridad, la salud para todos, la educación de calidad, el trabajo digno o el fortalecimiento de la familia como célula de la sociedad”.

“La Iglesia, siempre respetuosa de las instituciones y de las autoridades legítimamente establecidas, tiene también el derecho de expresar sus convicciones, una de las cuales es la importancia de la familia para la supervivencia y desarrollo de la sociedad, tal como ha sido concebida de manera constante en los ámbitos antropológico, jurídico, cultural y social. Dicha institución familiar, por la estructura biológica y el sentido común, sólo tiene fundamento en la unión del hombre y la mujer, que se unen para toda la vida, en una relación exclusiva, para acompañarse, procrear y educar a los hijos”, indicó.

Además, señaló, “desde el punto de vista social, el matrimonio formado por un hombre y una mujer, merece una especial protección porque es la base de la familia que a su vez da origen y forma a la sociedad; dicho vínculo matrimonial también debe ser afirmado en su integridad, atendiendo a la importancia de reconocer el valor que en ella tienen las diferencias que brotan de la figura femenina y la figura masculina”.

“El comentario del Papa Francisco”

La Arquidiócesis de Puebla también se pronunció sobre las declaraciones del Papa Francisco sobre las leyes de “convivencia civil” o “unión civil” recientemente difundidas en el documental “Francesco”, entendidas en diversos espacios seculares como una aprobación del matrimonio gay.

En el documental “Francesco”, estrenado en Roma (Italia) el 21 de octubre, se escucha al Papa Francisco decir que “las personas homosexuales tienen derecho a estar en la familia. Son hijos de Dios, tienen derecho a una familia. No se puede echar de la familia a nadie, ni hacer la vida imposible por eso”. “Lo que tenemos que hacer es una ley de convivencia civil. Tienen derecho a estar cubiertos legalmente”, dijo el Papa Francisco. “Yo defendí eso”, añadió.

En los días siguientes se conoció que la mención del Papa sobre “una ley de convivencia civil” corresponde a un fragmento editado en el Vaticano de una entrevista del Santo Padre con la periodista mexicana Valentina Alazraki para la cadena Televisa, realizada en 2019.

Rubén Acosta Montoya, vocero de Televisa, dijo al diario estadounidense The Washington Post que “alguien en el Vaticano nos dio la porción que finalmente transmitimos, y más adelante le dieron el resto del material a otra persona”.

A través de Twitter, la cadena televisiva mexicana aseguró que “no tuvo (o tiene) video de esas declaraciones”.

El viernes 30 de octubre, el Nuncio Apostólico en México, Mons. Franco Coppola, publicó en su perfil de Facebook una serie de aclaraciones que, según explicó a ACI Prensa, fueron remitidas por la Secretaría de Estado para que las nunciaturas en el mundo “las difundan entre los Obispos”.

En esas aclaraciones, la Secretaría de Estado indicó que en las declaraciones difundidas en el documental “el Papa Francisco se ha referido a determinadas disposiciones estatales, no ciertamente a la doctrina de la Iglesia, numerosas veces reafirmada en el curso de los años”.

La Arquidiócesis de Puebla señaló en su comunicado que “en ningún momento el Papa homologó las uniones de parejas del mismo sexo con el matrimonio, ni habló de un derecho a casarse, a formar una familia adoptando niños; mucho menos a un matrimonio religioso”.

“Ciertamente la Iglesia no reconoce las uniones homosexuales. Sin embargo, no rechaza que una ley de ‘sociedades de convivencia’ o de ‘uniones civiles’, sin ser llamado matrimonio, ofrezca la posibilidad de proteger un bien social atendible, como recibir seguridad social, prestaciones laborales, atención en la enfermedad o protección para no quedar desamparado a causa de alguna incapacidad, o eventualmente pueda llegar a tener participación en una herencia, etc.”, añadió.

La Arquidiócesis de Puebla señaló que “estas leyes serían no sólo para personas homosexuales, sino también para personas de diferente sexo, no casadas, que deciden compartir su vida y sus bienes”.

Al finalizar el comunicado, la Arquidiócesis mexicana hizo un “firme llamado a fortalecer a la familia, pues de la cohesión familiar depende que la violencia disminuya, la economía crezca y la sociedad se desarrolle”.

Información totalmente adquirida de nuestros amigos del grupo ACI Prensa

Deja una respuesta